Etiquetas

, ,

Son muchos los famosos que han tenido que pasar por un centro de desintoxicación por culpa de las drogas o el alcohol. Pero también hay una serie de reconocidos actores que en un momento de su vida tuvieron que pedir ayuda para superar otro tipo de adicción. Michael Douglas, David Duchovny o Charlie Sheen tienen en común el mismo problema: son adictos al sexo. Y en torno a eso gira el argumento de la película que hemos elegido esta semana.

Shame

1456821_10204837447076807_1932169166_n

Esta película fue dirigida en el año 2011 por Steve McQueen (no confundir con el Steve McQuenn, protagonista de films como Papillón o La gran evasión) y narra la historia de un adicto al sexo. Estuvo nominada a diversos premios y la crítica la trató muy bien. “Una historia que deja poso, que transmite la amargura, la compulsión y el patético aislamiento interior de su protagonista, que te revuelve, que te altera turbiamente el ánimo” dijo de ella Carlos Boyero, sin duda el crítico más duro y ácido de la prensa española.

Sinopsis
Brandon (Michael Fassbender) es un joven y apuesto neoyorquino con serios problemas para controlar y disfrutar de su agitada vida sexual. Obsesionado con el sexo, se pasa el día viendo revistas pornográficas, contratando prostitutas y manteniendo relaciones esporádicas con solteras de Manhattan. Un día se presenta en su casa, sin previo aviso, su hermana menor Sissy (Carey Mulligan) con la intención de quedarse unos días en su apartamento. (FILMAFFINITY)

Trailer

Anuncios